banner
Inicio  |   Registro  |   Programa  |   Expositores  |   Alojamiento  |   Ubicación  |   Auspiciadores  |   Documentación
Eric Báez Bezama
A mediados de los 80 llegó a mi casa en Venezuela un compu 8086 (Epson Equity), del cual de inmediato nos apoderamos con mi hermano. Ambos lo usábamos para jugar, pero yo me fui metiendo más allá, empleándolo para las tareas del colegio y para escribir cuentos y tonterías en WordStar.

Al poco andar también me estaba metiendo en algunos juegos, para modificar los nombres de los equipos y demases, con ello creo que le perdí el miedo a la informática, pasando a comprender que se trataba de algo manipulable, accesible.

Llegué más formalmente a la informática con unos cursos de Basic en máquinas CPM/86. En las clases del instituto escribí mis primeros programas (y hasta ahora los únicos que he hecho) y al momento me sentí alucinado con las posibilidades creativas que abría la informática. Y pensé esto no solamente usando las m´quinas Digital que teníamos a nuestro alcance, con pantallas ámbar, disketeras de 5 1/4 y teclas mecánicas nada más sino observando un computador Amiga que había en una dependencia contigua, donde unos tipos editaban video en esas joyitas.

En los 90 sentí que mi orientación vocacional podría ir por el lado de las comunicaciones, y estudié Periodismo en la Universidad de Chile, siempre ligado a temas científicos y tecnológicos. La informática como profesión la descarté por mis problemas crónicos con las matemáticas, aunque luego la practiqué de modo regular siendo el ayudante, y más tarde el docente de la cátedra de Computación.

Gracias a una cuenta de acceso a Internet pude adentrarme en la Red y conocer ese océano de conocimiento que fluía de un lado a otro. Gopher, Archie, FTP, telnet eran las herramientas, la Web se reducía a unos centenares de sitios accesibles con Mosaic. Y llegué en esos tránsitos a conocer el ideario y accionar hacker, y el Proyecto GNU, aquel sueño de Richard Stallman de crear un compendio vasto de software de libre distribución, para recrear el clima de compartición fluida de la información que existía en los inicios de las ciencias informáticas. Esta filosofía me inspirá a seguir adelante, transmitiendo mis conocimientos a otros,buscando empoderarlos sin pedir nada a cambio.

El año 95 pude instalar en mi computador de ese entonces una copia de GNU/Linux (Slackware). Aunque me pareció tortuoso todos los malabarismos que tuve que hacer para que estuviera operativo, me alucinó que todo ese código fuera libre. Siendo un "usuario de escritorio", acostumbrado a los iconos y botoncitos, bien poco hice en ese tiempo con mi caja GNU/Linux, salvo sentirme obligado a escribir un artículo en la desaparecida revista Siglo XXI, el que fue portada y cuatro páginas centrales y que generó harto interés en el país.

Con el tiempo instalé un servidor de Real Audio y Apache en otro computador corriendo con Red Hat, infraestructura que dio pie a la desaparecida uradio.cl, una de las primeras radios alternativas por internet, que transmitía desde la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile.

Me acerqué a la comunidad del software libre chilena el año pasado,a partir del conocimiento de que muchos pululaban por los servidores de IRC, en canales como #gnome #linuxhelp y otros. Ahí busqué y ofrecí ayuda y me adentré más en este movimiento que no tiene fronteras. En ella buscaba qué hacer, dónde aportar, y me incliné por crear un sitio de noticias, documentos e información que mantuviera actualizado el devenir del movimiento, proyecto denominado "Software Libre Chile" (www.softwarelibre.cl) que a la fecha acumula más de 130 mil páginas vistas.

Asimismo, en conversas electrónicas con activistas del movimiento (Germán Caamaño y Jorge Bustos) vislumbramos la necesidad de articular a los usuarios y desarrolladores de software libre de Chile, con la intención de aunar esfuerzos, generar visibilidad pública e incidir en el conocimiento y uso de estas herramientas en el país. Así surgió la idea de la Asociación de Usuarios y Desarrolladores de Software Libre de Chile, iniciativa que ha tenido un correlato local a través del Centro de Difusión de Software Libre (CDSL), una organización con personalidad jurídica que funciona en la ciudad de Santiago que recién empieza a recorrer un camino ambicioso de acercar a usuarios, organizaciones sociales, instituciones educativas y productivas al software libre, e incidir en las políticas públicas de uso de las TIC, donde estamos llevando las banderas del software libre como el componente esencial para su efectiva apropiación y desarrollo por parte de la sociedad.

He participado en charlas de difusión en diversas ciudades del país, colaborado con artículos para revistas misceláneas, encontrándome en la actualidad realizando mi memoria de título (Periodista), a la que he llamado "Activismo Social y Difusión en el Movimiento del Software Libre Chileno", en la cual estoy plasmando un conjunto de estrategias inforcomunicacionales que he llevado a cabo de forma colaborativa para que seamos más y mejores los usuarios y desarrolladores de software libre en Chile.

Eric Báez Bezama
Septiembre 2003.

DITyM - Dirección de Informática, Telecomunicaciones y Medios | Universidad de Talca | Talca - Chile
[mailto: conasol@utalca.cl]
Gnome   Freebsd   Mono   Kde   Gnu   Linux   Debian Gimp Freebsd